ÁLVARO URIBE VÉLEZ: VIVIR LA VIDA SIN COJONES

el padre y uribe

Por: Felipe A. Priast

¡Qué desastre ese publi-declaración de Uribe con el Padre De Roux! Como bien lo anotó un amigo anoche por aquí, esa reunión de Uribe y el Padre De Roux fue como aquella desafortunada reunión de Pablo Escobar con el Padre García Herreros: un genocida paisa intentando limpiar su nombre bajo las enaguas de un sacerdote. Ese espectáculo de Uribe dando su versión de los hechos, arropándose en la sotana de una cura buena papa, fue patético, a casi todos los niveles.

Lo primero que yo veo es un show de un cobarde para tratar de desviar la atención de un escándalo enorme, como es el caso del escándalo de Karen Abudenin en el TIC. Seis horas de cháchara sin substancia para acaparar titulares y desviar el tiroteo mediático que acribilla a esta “talibana” barranquillera (hasta nombre de talibana tiene).

Y lo segundo es esa exhibición de “castrato” de Uribe.

Yo todavía no entiendo por qué es que la gente que lo sigue dice que Uribe es un verraco. ¿Verraco de qué? ¿Cómo puede ser un verraco un cobarde que se esconde en el micrófono parcial de Vicky Dávila o en la enagua de un cura inocentón para dar declaraciones?

Verraco será el día que se siente conmigo a hablar de los falsos positivos, porque ese cuento yo si que me lo sé bien. Verraco el día que le responda a Gonzalo Guillén, a Julián Martínez y a Daniel Mendoza Leal. ¡Verraco el día que se deje ahorcar en La Haya por crímenes de lesa humanidad y le diga a su verdugo “schnell!” como Irma Gresse.

En realidad, Uribe es todo lo contrario de un “verraco”. Lo que en realidad es un CAGÓN. Dar esa declaración aguada y llena de demagogia (ver foto abajo) es de cagón, de pobre diablo, de hombre sin cojones. Con esa reunión amañada Uribe le cortó los cojones a toda Antioquia, capó a toda una región.

El antioqueño como un avivado cobardón, que se esconde en la sotana de un cura para mentir hasta más no poder. El antioqueño como una raza de charlatanes embaucadores que busca hacer todo con trampa. El paisa como un hombre solapado, que, si no está respaldado por un contorno torcido y parcializado, no es nada. El antioqueño como un patético “castrato” que no hace nada si su contorno no es corrupto y amañado a su favor. Cuando uno ve a Uribe dando esas entrevistas chimbas entiende todo sobre Antioquia y el por qué su gente es tan propensa a traquetear y a producir sicarios. Ambas ocupaciones son ocupaciones de cobardes, tal cual lo es Uribe.

Un traqueto paisa es un sujeto que trafica con un producto clandestinamente porque no tiene, ni la inteligencia, ni el valor, de salir al mundo real para lograr algo honestamente.

Los paisas no producen ninguna de las ocupaciones que requieren de coraje: ni boxeadores, ni militares, ni líderes revolucionarios, ni líderes religiosos, ni personajes anti-sistema.

Antioquia es el emporio del hombre cobardón y solapado, del torcido que vence con trampa y reglas amañadas. Es apenas natural que esa región de cobardes haya producido a este hombrecito sin huevos que va por la vida escondido en las enaguas de los gringos, de los militares, de los corruptos, de los asesinos traicioneros, de los carteles de la droga, de los paramilitares.

No sé de dónde ha salido el mito de Uribe como “hombre fuerte”. Cualquiera arropado por la potencia más poderosa de la historia, por un ejército de un millón de hombres, de varios cárteles de drogas, y de 30 mil paramilitares, es un verraco.

Verraco Daniel Mendoza, quien le saca los trapos a este paisa cobarde sin que lo proteja nadie. Verracos los testigos que han declarado contra él arriesgando -cuando no pagando- con su vida. Y con el perdón de ustedes, verraco yo, que le saqué las tulas con plata que llegaban de los Estados Unidos con las que se cimentaron los falsos positivos.

¿Varito quiere ser verraco?

¡Listo, padre!, empecemos por aquí:

Primera pregunta: ¿De quién fue la idea de mandar tulas de efectivo para distribuirlas a nivel de brigada y batallón como “gastos reservados” que fueron usadas para pagar (más bien robar) por los falsos positivos?

Segunda pregunta: ¿Estaba usted robando de esa plata al igual que los militares?

Tercera pregunta: ¿por qué tanto usted como Santos se quedaron callados casi 2 años sabiendo lo que pasaba y el destino que los militares le estaban dando a ese dinero clandestino?

Uribe no es guapo, es todo lo contrario. Es un cobarde cagón que siempre se ha escondido en las enaguas de otros. Los únicos huevos que ha visto Uribe son los del Padre De Roux mientras se escondía ayer bajo su sotana.

Hasta un hombre célibe y entregado a Dios, como el Padre de Roux”, tiene más huevos que Uribe.

De hecho, yo conozco cientos de mujeres y gays con más huevos que Uribe.

  1. D: Y ya que repentinamente se ha disparado la conversación sobre los talibanes en Colombia, quizá porque hay que distraer a las masas con algo para apartarla de la “talibana” colombiana de apellido Abudinen, quiero hacer algunas aclaraciones históricas, en especial, a mi estimado Félix De Bedout, quien a veces se pasa de canchero con la historia.

Dice Félix De Bedout en un tuit de ayer o antes de ayer que “de Afganistán han salido derrotados Alejandro Magno, el Imperio Británico, la Unión Soviética y ahora los Estados Unidos”.

Mi estimado Félix: el reino que Alejandro Magno se tropezó en su momento no fue un reino Talibán, ni siquiera uno afgano, y, ciertamente, no fue uno musulmán. Alejandro se encontró al REINO AQUEMÉNIDA, que fue un reino persa muy distinto al de la gente que hoy habita esa región. De hecho, eso tuvo lugar casi mil años antes de que apareciera el islam, que es la fuerza detrás del fanatismo talibán. Los afganos, mi estimado Félix, SON PERSAS, persas del este. El Pashtun, es un dialecto persa.

Y para el récord, quiero agregar que, Afganistán, es un estado artificial, un “buffer state” creado por los británicos a finales del siglo XIX para contener el expansionismo ruso en la región y proteger a la que era la gema de la Corona Británica en ese entonces: India.

Lo que siempre ha existido es una región definida por el “Hindu Kush”, una ramificación de los Himalayas, que siempre ha sido de difícil acceso y de difícil control.

En otras palabras, mi estimado Félix, la peculiaridad de esa región no es su gente, es su geografía.

Visitas:690



No hay comentarios

Añadir más

0Shares