Los protocolos de seguridad ONU no le garantizaron la vida a Mario Paciolla

mario paciolla

En Colombia hay indignación, por los hechos que terminaron con la muerte de Mario Paciolla. Un hombre que fue fiel a la defensa de los derechos humanos. Hombres como él hace que se crea en la Misión de las Naciones Unidas. Desafortunadamente para Mario el seguir las reglas a cabalidad y seguir los protocolos establecidos por ONU, no le dio tiempo para protegerse, aunque por los escritos publicados parece que él ya presentía un desenlace. Nos unimos a lo planteado por Gennaro Carotenuto, profesor universitario italiano, comprometido desde siempre con el estudio y la defensa de los derechos humanos en América Latina y quien escribió “Ha pasado un tiempo largo sin tener un informe concreto y completamente claro sobre la muerte de Mario Paciolla. Además de indignación hay gran preocupación entre los defensores de los derechos humanos y que es necesario conocer las respuestas a las preguntas planteas por el profesor Carotenuto y se pide Claridad a la reconocida autoridad ONU.

1. ¿Qué hizo exactamente el Jefe de Seguridad de la Misión, Christian Thompson, en respuesta a la llamada de auxilio de Mario Paciolla sólo cuatro horas antes de su muerte el 15 de julio? ¿Respondió a la llamada? ¿Se coordinó con sus superiores? ¿Se activó él mismo o envió a sus subordinados? ¿Quién de la ONU intervino físicamente en la escena? ¿Qué hizo la ONU materialmente, en los muchos días que Paciolla expresó temores por su vida, para garantizar su seguridad? La pregunta es legítima: “¿Ha dejado la ONU a Mario solo en manos de sus verdugos?”.

2.  Ha suscitado dudas en la opinión pública, el extenso historial profesional en el campo de la seguridad del propio Thompson, con múltiples experiencias en entidades privadas que pueden perfilarse como contraparte de los objetivos de mantenimiento de la paz de la misión de la ONU. La única respuesta a estas dudas fue la estruendosa eliminación del currículum de Thompson de Linkedin. ¿Fue Christian Thompson la persona adecuada para garantizar la seguridad de Mario Paciolla y los demás miembros de la Misión?

3. La Fiscalía General de Colombia acusa a la policía colombiana (SIJIN) de permitir que la seguridad de las Naciones Unidas (SIU) contaminara el lugar del crimen, retirando las pertenencias de Mario Paciolla y devolviendo el apartamento donde vivió y murió al propietario, lo que hace imposible llevar a cabo investigaciones fundamentales. Varias fuentes dudan de la integridad de la lista de las pertenencias de Mario Paciolla entregadas a la familia, de la que faltarían algunos dispositivos digitales. ¿Cómo es posible?

4. ¿Cómo es que 18 días después de la muerte de Mario Paciolla, no llegó nada de la ONU que pudiera aclarar los hechos y se pidió a todos los elementos involucrados que permanecieran en el más estricto secreto? Además, no llegó nada que pudiera disipar las muchas dudas sobre el propio trabajo de la Misión. ¿Cuál era la naturaleza del conflicto entre Paciolla y la alta dirección de la Misión, y que dio la impresión de que el ciudadano italiano quería denunciar los crímenes cometidos dentro de la propia Misión? ¿Cree que sería útil que la ONU se escudara en la inmunidad diplomática en lugar de responder a una necesidad de transparencia?

5. La opinión pública ha esperado demasiado tiempo las noticias sobre el resultado de las dos autopsias realizadas al cuerpo del desafortunado Paciolla, un elemento básico de transparencia. ¿Puede aclarar el papel de Jaime Hernán Pedraza, el médico designado por la ONU para asistir a la primera autopsia del cuerpo de Mario Paciolla y cómo se relacionó y coordinó con la Embajada de Italia y la familia de su funcionario? ¿Es cierto que hizo creer a la familia Paciolla que fue delegado por la embajada italiana, pero que no fue así?

6 Además de las dudas concretas sobre su comportamiento y las posibles responsabilidades penales, que esperamos se determinen en los procedimientos judiciales, la familia Paciolla acusa a la ONU de indiferencia sustancial e inhumana por la muerte de su pariente. ¿No cree que su silencio también contribuye a hacer más sombrío un caso en el que la ONU sólo puede estar del lado de la Verdad y la Justicia para Mario Paciolla? ¿No cree que ahora es inevitable hacer que su voz sea escuchada?

Han pasado 52 días de la muerte de Mario y nada está claro aún, se sigue esperando que se esclarezcan las preguntas acerca de los lazos entre la seguridad ONU prestada por el Señor Thompson. Quien antes de trabajar con las Naciones Unidas estuvo involucrado en seguridad para un proyecto de USAID, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en Colombia con una organización que promueve la política exterior de Estados Unidos a través de intervenciones a favor de la paz y democracia. A USAID se le considera un actor que favorece la expansión y la injerencia de Estados Unidos en América Latina. No es casualidad que se haya visto envuelta en escándalos relacionados con el espionaje de algunos gobiernos latinoamericanos.

El Señor Thompson como perfil profesional Linkedin, también incluía otros empleos, en la gestión de seguridad vinculados a empresas privadas, entre ellas Fidelity Security Company, con ella garantizó la resolución de problemas logísticos a clientes del sector minero energético, incluida la oposición a proyectos por parte de las comunidades locales. Será coincidencia que en el municipio de San Vicente del Caguán, donde se encuentra el único bloque petrolero en explotación del departamento del Caquetá, que sucedan hechos relacionaos con seguridad de naciones unidas y la persona tenga en su actividad empresarial vínculos con seguridad para empresas minero energéticas.

La persona encargada de seguridad ONU en San Vicente del Caguán que está  relacionada  con seguridad para el sector mineroenergético (según  perfil de Linkedin) es una muestra de la mezcla de militarismo y extractivismo en Colombia, aunque este hecho no es nada nuevo debido a que en 2018 según el Plan de Guerra “Espada de Honor” (http://proyectos.andi.com.co/Documents/CEE/Colombia%20Genera%202015/Viernes/JoseJavierPerez.pdf) se reportan batallones armados para proteger el sector minero energético y que prestan seguridad a las empresas multinacionales que saquean los territorios.

Al tiempo que en la región amazónica Colombiana en el municipio de San Vicente del Caguán, donde hay una fuerte deforestación y con la excusa de la protección de los parques naturales, se programan por parte de la institucionalidad, operativos para disminuir deforestación y los colonos campesinos son lo que judicializan pero a los verdaderos causantes de la gran deforestación, causantes de incendios para la ampliación de frontera agrícola y ganadera, los carteles de tierras, cultivos de uso ilícito raras veces son judicializados.

En la Zona donde Mario Paciolla desarrolló su trabajo por los derechos humanos, es un territorio que tiene  hidrocarburos y que además está proyectado para aspersiones con el herbicida glifosato para cultivos de uso ilícito,  el mapa  1 hace presumir que las poligonales para aspersiones aéreas con glifosato coinciden con las áreas de influencia de los bloques petroleros asignados por Agencia Nacional de Hidrocarburos –ANH- para el Caquetá que  son 44 y los bloques asignados para el área de Manejo Especial de la Macarena son 28.

Área de Manejo Especial de la Macarena.

Mapa 1 Áreas con bloques petroleros en el Caquetá y el Área Especial de Manejo del AMEM

En el sitio donde Mario tenía su centro de trabajo era el Municipio de San Vicente del Caguán y para ese territorio específico la Agencia Nacional de Hidrocarburos -ANH asignó 22 bloques petroleros (mapa 2), de los cuales hay uno que está en explotación y se denomina Ombú Capella. Mostrando que hay una serie de intereses como lo son aspersión, extractivismo minero energético, militarismo, grupos al margen de la ley que se convierte en un caldo de cultivo para muchos interés tanto legales como ilegales.  También se encuentra como en el territorio se ha desarrollado desminado humanitario (mapa 3) que ha sido direccionado hacia las áreas donde están los bloques petroleros y la aspersión con glifosato.

Mapa 2 con bloques petroleros en el departamento del Caquetá

Mapa 3. Puntos azules de desminado Fuente: https://ergit.presidencia.gov.co/visores/zonas_desminado_v3_Pre/

Lo anterior conduce a pensar en un plan sistemático de desminado, aspersión, extractivismo y planes del gobierno direccionados al servicio de las corporaciones y no al servicio de los colombianos, Mario desarrollo su trabajo en un territorio de muchas complejidades que viene de la firma de unos acuerdos y con muchos enemigos del proceso, pero él convencido de la práctica de los derechos humanos insistía en ellos en un territorio de muchos conflictos. El temor es el común denominador entre habitantes, la institucionalidad silenciosa, el proyecto extractivista para deforestar la amazonia, sacar los habitantes, construir hidroeléctricas, explotación de hidrocarburos, minería, agronegocios, proyectos de economía verde, y para todo ello no importa que se requiera militarizar, es así como el gobierno aprobó la llegada de militares norteamericanos, https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-53285420,  que están por estos territorios.

Tomada de Corriere della Sera

A la Familia de Mario Paciolla le enviamos nuestra solidaridad, aprecio y agradecimiento por que él fue un grande y solo supo ser un gran defensor de los derechos humanos, muy comprometido y justo. A Claudia Julieta Duque, agradecimiento por enseñarnos a conocer, apreciar a Mario y con sus escritos la persistencia en la búsqueda de la verdad. A continuación la frase atribuida a Mario, en los últimos días en Colombia « Quiero olvidarme de Colombia para siempre, ya no es segura para mí. Ya no quiero poner un pie en este país ni en la ONU. Pedí un cambio hace un tiempo y no me lo dieron. Quiero una nueva vida, lejos de todo». Que además estaba ansioso por irse de San Vicente manifestado en varias oportunidades a su familia (Publicado por Fulvio Bufi y Alessandra Coppola). Como colombianos lamentamos profundamente la muerte de Mario Paciolla, producto del caos y como muestra de lo que significa trabajar por los derechos humanos en el país.

Visitas:31



No hay comentarios

Añadir más

0Shares