Quebradona es un engaño

quebradona un engaño

Por: Ramiro Velásquez Gómez

El cobre, el oro y demás minerales se van al extranjero y algo devuelven, pero caro, lógico, como toda operación minera. De eso nos quedan pocas ganancias.

La regalía del oro equivale al 4 % sobre 80 % del precio en Londres. En plata blanca, 3,2 % del total, según informe en Razón Pública.  La del cobre es 5 %.

En total, el aporte minero es 0,6 % anual entre impuestos y regalías, la mitad de eso, el oro, explica el experto Luis Jorge Garay.

Conocemos el gusto de nuestros gobernantes por darles todas las gabelas a foráneos. Le llaman inversión extranjera.

Esa es la ganancia, porque el empleo es negativo al desplazar actividades mientras se deshilacha el tejido social local al surgir fenómenos asociados a la explotación. Además, el material extraído es procesado en otros países.

Quebradona, megaminería de cobre y otros metales, es un engaño. Si una empresa considerada de talla mundial como AngloGold Ashanti no presenta un plan ambiental decente, significa que la extracción propuesta afectaba al ambiente y los recursos bióticos e hídricos y que no era limpia.

La Agencia de Licencias Ambientales (Anla) archivó el licenciamiento por problemas en el depósito de deslaves y la caracterización de componentes hidrogeológico, hidrológico, de geotecnia y biótico. Afectaba la vida. Un análisis contratado por Comfama había mostrado que sí se tocaba el recurso hídrico, tan negado por la empresa.

Anla se apoyó en muchas instituciones de comprobada idoneidad, del Ideam al Instituto Humboldt.  Se deduce que los argumentos técnicos y la información recabada fueron contundentes.

En 14 años en la zona, con un comportamiento poco ético, cooptando a funcionarios públicos y privados, no se pudo demostrar que Quebradona, que en realidad sería Distrito Minero, era un proyecto benéfico y serio.

Tantas falencias en un país donde las autoridades, como lo recordó Proantioquia en su análisis, reconocen carecer de la capacidad para vigilar una explotación de esta naturaleza.

Habrá contrataque, la reposición a la que hay derecho. Y sumarán esfuerzos con entidades oficiales y privadas y parte de la prensa, que llamarán al alto gobierno a actuar a favor.

Desarrollo no es solo dinero, es preservar la vida, así la Asociación Colombiana de Minería se duela por lo que se va a dejar de “ganar”, sin importar los serios daños que se generarían a perpetuidad.

Minería se puede hacer, no en todo lugar. No en una región como Jericó-Támesis, rica en vida y agua, con una vocación agrícola y turística arraigada e importante para la conexión con una de las joyas de la biodiversidad nacional: el Chocó Biogeográfico.

Visitas:375



No hay comentarios

Añadir más

0Shares