Una fosa común silenciosa a lo largo del Mar Mediterráneo: trágico naufragio frente a Libia

B7Z3WQ4GU5BJNL4YFGDXKOONIA

Por:  


Ninguna solución de la política mediterránea para resolver el trágico genocidio que se vive en el Mar Mediterráneo, en un silencio mediático que ocasionalmente rencuentra su voz.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) están profundamente perturbados por los informes de un trágico naufragio frente a las costas de Libia. Se teme que este último incidente haya cobrado la vida de hasta 130 personas.

Se dice que el bote de goma, que supuestamente se embarcó en el área de Al Khoms al este de Trípoli, se hundió debido al mal tiempo y el mar tormentoso.

La ONG SOS Mediterráneo informó que las autoridades recibieron la primera llamada de socorro el miércoles por la mañana. SOS Mediterráneo y embarcaciones comerciales registraron el área el jueves solo para descubrir varios cuerpos flotando alrededor del bote de goma desinflado, pero ningún sobreviviente.

“Hoy, mientras buscábamos sin descanso sin recibir el apoyo de las autoridades marítimas responsables, tres cadáveres fueron avistados en el agua por el buque mercante MY ROSE. Un avión de Frontex vio los restos de un bote de goma poco después. Desde que llegamos a la escena hoy, no hemos encontrado ningún sobreviviente, mientras que pudimos ver al menos diez cuerpos en las cercanías de los restos del naufragio”, denuncia Luisa Albera, coordinadora de búsqueda y rescate a bordo del Ocean Viking. “Estamos desconsolados. Pensamos en las vidas que se han perdido y en las familias que tal vez nunca tengan la certeza de lo que les sucedió a sus seres queridos”.

“Esta tragedia se produce apenas un día después de la terrible noticia que compartió la Organización Internacional para las Migraciones de una mujer y un niño que murieron en un bote de goma abarrotado que fue interceptado por la Guardia Costera de Libia en aguas internacionales, devuelto a las costas libias y llevado a detención arbitraria, donde muchos sufren violencia y abusos indescriptibles. Ayer, después de recibir una primera alerta de socorro de Alarm Phone, el equipo del Ocean Viking pasó todo el día buscando un bote de madera en peligro, sin éxito. Se desconoce el destino de las aproximadamente 40 personas a bordo” sigue la coordinadora.

Esta sería la mayor pérdida de vidas registrada en el Mediterráneo central desde principios de año. En lo que va de 2021, por lo menos otras 300 personas se han ahogado o han desaparecido en el Mediterráneo central. Este es un aumento significativo en comparación con el mismo período del año pasado, cuando unas 150 personas se ahogaron o desaparecieron en la misma ruta.

La OIM y el ACNUR advierten que más migrantes y refugiados pueden intentar este peligroso cruce a medida que mejoran las condiciones meteorológicas y del mar y se deterioran las condiciones de vida en Libia.

En Libia, los migrantes y refugiados continúan siendo sometidos a detenciones arbitrarias, malos tratos, explotación y violencia, condiciones que los empujan a emprender viajes riesgosos, especialmente travesías marítimas que pueden terminar con consecuencias fatales. Sin embargo, los caminos legales hacia la seguridad son limitados y, a menudo, están plagados de desafíos.

El ACNUR y la OIM reiteran su llamado a la comunidad internacional para que tome medidas urgentes para poner fin a las pérdidas evitables de vidas en el mar. Esto incluye la reactivación de las operaciones de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo, una mejor coordinación con todos los agentes de salvamento, poner fin a los retornos a puertos inseguros y establecer un mecanismo de desembarco seguro y predecible.

“Esta es la realidad en el Mediterráneo central: más de 350 personas ya han perdido la vida en este tramo de mar este año, sin contar las decenas que perecieron en el naufragio que presenciamos hoy. Los Estados abandonan su responsabilidad de coordinar las operaciones de Búsqueda y Rescate, dejando que los actores privados y la sociedad civil llenen el vacío mortal que dejan atrás. Podemos ver el resultado de esta inacción deliberada en el mar alrededor de nuestro barco”, concluye Luisa Albera.

 

Visitas:165



No hay comentarios

Añadir más

0Shares