Cortos recomendados segunda parte

portada cortos 2

Por Gilberto Tabares


Reseña cortometraje. «La Cerca» de Rubén Mendoza

Colombia, se articula el martirio psicológico de la posibilidad del parricidio, en que vive Francisco Maldonado (Hernán Méndez), y el deseo de un padre (Daniel Páez) de conservar la tierra que consiguió como fruto del periodo de violencia interpartidista.

El montaje de escena que elabora Mendoza (director) transita entre lo lúgubre y sombrío, la noche azuza y encubre la sed de cambio y el crimen, la superaci6n de la espesa relación familiar se dibuja entre la celebración del fin de año y la tranquilidad insana que produce darle fin a una historia de violencia familiar e histórica a través del homicidio, ¡por fin! el sueño se hace realidad, el deseo inconsciente de Francisco se materializa, Mendoza tornado de la mano de Freud -padre del psicoanálisis superpone el hijo al padre, convierte al padre -no sujeto a la ley- en cenizas, para acabar con su yugo; como una alucinación de cualquier historia de violencia colombiana, llena de antihéroes que pueden ser fin y origen del mal.

reseña cortometraje: «Historia de un Oso» de Gabriel Osorio

El cortometraje dirigido por Gabriel Osorio no solo nos sumerge en el Chile de los años 70, en la época de la dictadura militar de Augusto Pinochet, sino que nos pone en la piel de un exiliado -un oso- que relata su historia a los niños a través de un diorama; recordándonos aquella frase de Bertolt Brecht sobre un hombre que lleva junto a él un ladrillo para enseñarle al mundo como era su casa.

La animación logra lo que parece complejo, adentrarnos en la represión, el destierro y la esperanza de volver a casa; el universo metafórico consigue tanto representar el desamparo y el sometimiento como contestar al ridículo circo dictatorial de la época. La música le da dimensión y ritmo a la historia, además sensibiliza y franquea la puesta en escena precipitando la empatía e impregnando la historia de momentos necesarios para convertirla en alteridad.

 

Sobre el autor de este disparate:

Catedrático sin alumnos, narrador de historias de ficción y humorista en formación. Escribe cuando le da sueño y repara computadores y corazones obsoletos a domicilio.

Facebook

 

Visitas:254



No hay comentarios

Añadir más

0Shares