Ley que prohíbe uso de semillas transgénicas pasa el primer debate

000

Con el apoyo de 22 congresistas, el acto legislativo propuesto por el representante Juan Carlos Lozada pasó el primer debate en la Comisión Primera.

El representante Juan Carlos Losada, defensor férreo de los animales y el medio ambiente, ha presentado varias iniciativas sobre el último de estos temas en lo que va del segundo semestre del año. Es así que su proyecto de acto legislativo que busca prohibir las semillas transgénicas en el país, pasó el primer debate en la Comisión Primera de la Cámara en la tarde de este martes, significando un paso importante para esta propuesta.

La iniciativa que contó con 22 votos a favor, propone modificar el artículo 81 de la Constitución, el cual aparte de prohibir las armas químicas, biológicas y nucleares, regula la entrada y salida de recursos genéticos en el país. Con esta modificación, este apartado de la constitución también prohibiría “el ingreso, producción, comercialización y exportación de semillas genéticamente modificadas”.

“Es una excelente noticia que la Comisión Primera haya aprobado con una amplia mayoría el proyecto de acto legislativo que quiere prohibir las semillas transgénicas en el país (…) Esto en aras de cuidar las semillas nativas de nuestro país que son la base de la megadiversidad de nuestro país”, expresó el representante Losada,

“Esto es una excelente noticia para los que cuidamos al medioambiente y la salud de nuestro país porque estas semillas han sido creadas para poder usar más pesticidas”. Agregó.

La justificación principal por la cual se presentó el proyecto, es proteger las semillas locales frente a las modificadas que entran o se producen en territorio nacional. Del mismo modo, dentro de las justificaciones del autor se encuentran los riesgos ambientales, socioeconómicos y a la salud que derivan del cultivo de transgénicos.

La aparición de plantas resistentes a los herbicidas es uno de los riesgos principales, haciendo que no sean efectivos en el control de plagas en este tipo de cultivos. Igualmente, se ha demostrado que el maíz transgénico genera toxinas que quedan en el suelo y que también matan insectos beneficiosos.

De esta forma, se esboza el riesgo que corren las semillas criollas en su naturaleza debido a que las semillas genéticas se entrecruzan con los individuos autóctonos y contaminan sus características genéticas. Debido a que están patentadas, el proponente argumenta que esto genera impactos socioeconómicos, pues son propiedad de la empresa que las modificó, pero además no están creadas para países del hemisferio sur.

Pero el autor también evidencia el riesgo a  la salud por esta práctica: “Diversos estudios realizados en el mundo muestran que los alimentos transgénicos pueden generar efectos en la cadena alimentaria y en la salud en humanos y animales”, expuso en las justificaciones el representante ambientalista.

Entre esos posibles efectos son mutaciones y posible debilitamiento del sistema inmunológico, consumo de toxinas producidas por los cultivos y de herbicidas en los alimentos que son tolerantes a estas sustancias, y adquirir resistencia a los antibióticos por los marcadores genéticos de estos cultivos.

Visitas:481



No hay comentarios

Añadir más

0Shares